Menu
A+ A A-

Perder grasa aumenta la masculinidad

  • Escrito por Platón

Los hombres obesos son menos masculinos, la grasa extra que transportan feminiza su fondo hormonal y reduce sus niveles de testosterona. Y lo contrario también es cierto: si los hombres obesos pierden grasa, sus niveles de testosterona aumentan.

922

Grasa corporal, testosterona y estradiol

Las células grasas sintetizan la enzima aromatasa, que convierte la testosterona, la hormona sexual masculina, en estradiol, la hormona sexual femenina. Cuanta más grasa tengan los hombres, menos testosterona y más estradiol circularán por su cuerpo.

El estradiol indica al cerebro que una gran cantidad de hormonas esteroideas circulan por la sangre, y el cerebro reacciona a los altos niveles de estradiol reduciendo la cantidad de LH y FSH que secreta. El LH y el FSH estimulan la producción de testosterona y esperma en los testículos. Si se reducen los niveles de estas dos hormonas, la testosterona disminuye y la calidad del esperma se resiente. Algunos estudios sugieren una relación entre el sobrepeso y los problemas de fertilidad y sexualidad.

Primer estudio científico

¿La solución? Perder peso, por supuesto. Pero para convencernos examinemos una investigación que demuestra como varios hombres con sobrepeso mejoran su hombría tras perder grasa. Endocrinos daneses de la Universidad de Aarhus realizaron un experimento con 43 hombres de edades comprendidas entre los 20 y los 59 años, con un BMI superior a 33.

Los hombres realizaron durante 14 semanas una dieta y un programa de ejercicios para perder peso. Antes de comenzar el programa los investigadores midieron los niveles hormonales y la calidad del esperma. La tabla inferior muestra que un mayor BMI arroja peores valores.

919

Los investigadores repitieron las mediciones en 27 de los sujetos después de que completaron el programa. En la tabla superior se han sombreado los efectos estadísticamente significativos, que demuestran que la pérdida de peso hizo a los hombres más fértiles y elevó sus niveles de testosterona.

921

Segundo estudio científico

Las enzimas presentes en el tejido graso no solo se convierten en estradiol, sino que además transforman al andrógeno DHT en compuestos inactivos. Además los hombres obesos tienden a reaccionar menos a la terapia de testosterona y a desarrollar más efectos secundarios a este tratamiento.

Investigadores canadienses de la Universidad de Laval han demostrado que hay enzimas en la grasa corporal (especialmente en la grasa subcutánea) que desactiva el DHT. Cuanta más grasa posea el individuo, más DHT se transformará en 5-alpha-androstane 3-alpha,17-beta-diol and 5-alpha-androstane 3-beta,17-beta-diol, y los antiestrógenos no son capaces de aminorar esta conversión. Las enzimas que desactivan el DHT son más activas en las células grasas maduras [mature adipocytes] que en las células grasas que no habían madurado [pre adipocytes].

920

Además, como puede comprobarse con las tablas superiores, si los individuos ganan peso graso entonces las enzimas que desactivan el DHT potencian su actividad.

Developed in conjunction with Ext-Joom.com